Lade Inhalt...

Elementos de lo fantástico en 'El Sur' de Jorge Luis Borges

Seminararbeit 2009 22 Seiten

Romanistik - Lateinamerikanische Sprachen, Literatur, Landeskunde

Leseprobe

Inhaltsverzeichnis

1. Introducción

2. La trama narrativa
2.1. El argumento
2.2. Las diferentes interpretaciones
2.3. Las motivaciones

3. El discurso narrativo

4. Diferentes aproximaciones hacia lo fantástico
4.1. La duda y lo sobrenatural
4.2. Aspectos temáticos

5. El estilo
5.1. Las técnicas realistas
5.2. El ambiente
5.3. La adjetivación

6. Conclusión

7. Bibliografía

1. Introducción

El autor argentino Jorge Luis Borges se encuentra indudablemente entre los literatos más destacados del siglo XX. Goza de una fama excepcional, tanto en el ámbito latinoamericano como también en otras partes del mundo. En su caso parece como si hubiera nacido predestinado a dedicar su vida a la lectura y a la escritura: de muy pequeño descubrió su pasión por los libros, y emprendió el largo camino de su propia actividad literaria muchos años antes de alcanzar la mayoría de edad. Aunque tardaría en recibir reconocimiento internacional, obtuvo finalmente - a edad ya avanzada - varios premios literarios que realzan la importancia y excelencia de su obra, entre ellos el Premio Cervantes. A través de su vida, Borges ha publicado una gran cantidad de poemas, cuentos y ensayos. Pese a su gran diversidad como autor, que de ningún modo debe ser subestimada, todavía se le ve sobre todo como el cuentista, lo que aquí también será el enfoque hacia él. En sus cuentos, Borges plantea temas como el tiempo, la muerte, la naturaleza del universo y la relación problemática entre realidad y ficción.

El trabajo presente se ocupará de “El Sur”, uno de sus cuentos tempranos, publicado por primera vez en el año 1944 en el libro Ficciones. Cabe mencionar - aunque fuera referido ya muchas veces en otras ocasiones - que Borges (1989: 120) calificó “El Sur” en el prólogo de Artificios, la segunda parte de Ficciones, como “acaso” su “mejor cuento”. Sean los que sean los motivos para tal afirmación, el cuento está lleno de sutilezas que no siempre se presentan a primera vista. Por lo tanto, definitivamente merece una segunda lectura y requiere un análisis profundo para apreciarlo del todo. También es digno de mención que se trata de un cuento inspirado en hechos reales de la vida del autor, y que por eso existen muchas concordancias entre Jorge Luis Borges y su personaje Juan Dahlmann, el protagonista de “El Sur”:

Tanto Borges como Dahlmann habían tenido un abuelo militar, trabajaron en bibliotecas, encontraron en 1939 una importante traducción de Las mil y una noches en una librería y estaban ansiosos por mostrársela a una amiga. Y ambos, al subir por una escalera oscura, se lastimaron con una ventana que les produjo una septicemia que los puso al borde de la muerte (Casanovas 2009).

Parece además muy curioso que Borges llegaría a jugar el papel de Juan Dahlmann en una película: Borges: un destino sudamericano (Casanovas 2009). José Luis Di Zeo, el guionista y a la vez codirector de la única película en la que Borges actuó, dijo lo siguiente: "En nuestras charlas, antes de que filmáramos la película, descubrí que ése era el cuento que más le importaba" (Herrera de Noble 2007). Como es conocido, “El Sur” no es el único texto en el que Borges ha incorporado elementos autobiográficos, pero después de todo es obvio que ocupa un lugar especial entre todos sus cuentos.

Este trabajo tiene como objetivo la identificación de elementos de lo fantástico en “El Sur”. Para llegar a este fin, será indispensable acercarse a una idea de qué exactamente quiere decir ‘lo fantástico’ o ‘literatura fantástica’, una tarea que resulta ser más dificultosa de lo que parece. Si bien muchas personas tendrán una idea sujetiva de lo que podría ser un cuento o una novela fantásticos, este tipo de asociación espontánea no puede ser de gran ayuda, ya que probablemente no servirá para delimitar el concepto, sino mucho más para llegar a una definición muy amplia. Borges (1985: 18) afirmó en una ocasión que “[p]odría decirse que la literatura fantástica es casi tautología”. Es cierto que textos literarios siempre son un producto de la imaginación, por lo que la literatura puede ser vista como “esencialmente fantástica” (Borges 1985: 25). No obstante, Campra (2001: 154) explica que “la literatura puede proponer tanto una representación ‘fantástica’ del mundo como una ‘realista’”, y que estas “dos categorías no definen el texto en sí, sino su mayor o menor adecuación al mundo extratextual”. De todos modos es importante aquí mantener una distinción entre literatura fantástica y literatura no fantástica. Esto no quiere decir que la apreciación de Borges es automáticamente rechazable o equivocada, pero en el marco de este trabajo dependemos de una definición más concretada y tangible de lo fantástico. Muchos autores han abordado la tarea de elaborar una aproximación de esta índole, con resultados diversos y en parte contradictorios. Rodero (2006: 1) manifiesta ya en los primeros renglones de su libro La edad de la incertidumbre que “prácticamente todos los críticos parecen estar de acuerdo en una cosa: la naturaleza elusiva de lo fantástico, la dificultad de categorizarlo de forma sistemática dada su relación ambigua con lo real”. Parece entonces que llegar a una definición perfecta e infalible es casi imposible. A pesar de todo esto, no se debe dejar de lado que existen pautas lo suficientemente concluyentes y concretas para trabajar con ellas y tomarlas como base para una investigación. Con estas reflexiones teóricas, expresadas por una serie de críticos, disponemos de un inventario bastante amplio para poder constatar en qué medida se encuentran ciertas características de la narrativa fantástica en un cuento determinado. Es posible entonces llegar a un resultado que permita declarar si una atribución de “El Sur” al subgénero fantástico sería admisible o acaso rechazable por completo. Para alcanzar este objetivo, se analizará el cuento de manera sistemática, siempre indicando de qué forma se manifiestan en él diferentes características atribuidas a lo fantástico por los diversos críticos.

Como punto de partida se enfocará la trama narrativa, donde primero se examinará el argumento con sus niveles espacio-temporales, antes de llegar a las diferentes interpretaciones que el cuento permite y los tipos de motivaciones dentro del texto. A continuación llegaremos al análisis del discurso narrativo, donde se indagará en la voz narrativa y la estrategia narrativa, para después enfocar varios aspectos temáticos y fenómenos estilísticos. Para concluir el trabajo se retomará la cuestión de la categorización del cuento, tomando en cuenta los resultados obtenidos.

2. La trama narrativa

2.1. El argumento

“El Sur” está situado en la ciudad de Buenos Aires y en sus afueras, y gran parte del argumento transcurre a comienzos del año 1939. El primer párrafo del cuento nos da una idea del protagonista. Curiosamente, la muy primera frase trata de un suceso en el año 1871: Johannes Dahlmann, un alemán y abuelo paterno del protagonista, llega a Buenos Aires como inmigrante. De esta manera se establece como punto de referencia un pasado en el que el protagonista no participa. Éste recién se nos presenta después como Juan Dahlmann, un hombre de edad no especificada, quien en el año 1939 es secretario de una biblioteca bonaerense. Después se menciona su abuelo materno, Francisco Flores, y la fuerte identificación del protagonista con esta rama de la familia - la rama criolla - con la cual mantiene, aparte del lazo espiritual, un lazo físico y concreto en forma de “una estancia en el Sur, que fue de los Flores” (Borges 1989: 196). Aun pensando constantemente en ello, nunca ha podido animarse a visitar esta propiedad suya. Después de las informaciones iniciales, se anuncia en la última línea del primer párrafo un acontecimiento en la vida del protagonista sobre el cual nos enteramos en el segundo párrafo. Éste trata de cómo Dahlmann sufre un accidente desdichado: en la caja de la escalera de su casa choca con la cabeza contra el batiente de una ventana abierta y contrae como consecuencia una septicemia. Cuando no se recupera en casa es llevado a un sanatorio donde experimenta un sufrimiento agonizante a causa de su enfermedad y el tratamiento de la misma. Esto se puede ver como el tercer nivel espacio-temporal, después de los sucesos en el pasado lejano y los acontecimientos alrededor del accidente en casa de Dahlmann. Finalmente, el médico le manda a la estancia para su convalecencia, lo que establece otro nivel espacio-temporal. Dahlmann emprende entonces un viaje hacia su estancia en el sur de la ciudad de Buenos Aires, primero en coche de plaza, pero luego en tren. Debido al viaje se efectúa en lo siguiente un movimiento permanente en el espacio. Además, se insinúa un movimiento en el tiempo, pero curiosamente en sentido contrario: “Dahlmann pudo sospechar que viajaba al pasado y no sólo al Sur” (Borges 1989: 200). Por razones no especificadas, Dahlmann es finalmente obligado a terminar su viaje antes de lo provisto, así que se baja del tren en una estación de un lugar supuestamente cercano a la estancia. En el crepúsculo entra en un almacén, donde se deja provocar por alguien. Finalmente se mete en un duelo a cuchillo con este hombre. El lector es dejado en la incertidumbre sobre el desenlace definitivo del duelo, pero la afirmación de que Dahlmann “acaso no sabrá manejar” el cuchillo da a entender que su muerte es altamente probable (Borges 1989: 204).

2.2. Las diferentes interpretaciones

Antes de proseguir con cualquier tipo de análisis, es de suma importancia indicar que existen varias maneras plausibles de interpretar “El Sur”, porque en muchas partes de este trabajo será necesario hacer referencia a las distintas interpretaciones. Como Borges (1989: 120) anunció, el cuento se caracteriza por una clara ambigüedad: “es posible leerlo como directa narración de hechos novelescos y también de otro modo”. Una de las ambigüedades se puede expresar de manera concisa en la pregunta que contiene el título de un artículo por Altrudi y Gruber (1998): “¿ la muerte real o la muerte elegida?” Según Phillips (1963: 141), el relato se parte en dos: los primeros dos párrafos forman la primera parte, y con el tercer párrafo empieza la segunda parte del relato. Todo lo que experimentamos en “las demás páginas” - una vez acabada la primera parte - sólo consiste en una “alucinación de Dahlmann”. Dentro de ella el protagonista elige el duelo a cuchillo como su manera preferida de morir. Con las siguientes palabras Borges ha corroborado la posibilidad de interpretar su cuento de esta manera:

Todo lo que sucede después que sale Dahlmann del sanatorio puede interpretarse como una alucinación suya en el momento de morir de la septicemia, como una visión fantástica de cómo él hubiera querido morir (Fama 1982: 392).

Tanto Fama (1982: 394-396) como también Altrudi y Gruber (1998: 126-128) presentan varios elementos en el texto que pueden ser vistos como argumentos convincentes a favor de esta interpretación. Sin embargo, no es la única manera de interpretar el cuento, y no se puede descartar completamente que también en el tercer párrafo y más adelante se presentan sucesos reales y no imaginarios (dentro de la ficción, por supuesto). Dove (2000: 72) concluye que hasta el fin se mantiene la ambigüedad: “the text does not bring itself to a close by supplanting an ambiguous message with a transparent one”. Más adelante en su artículo explica con más detenimiento: its conclusion supports two mutually exclusive interpretations: either the second half of the story takes place on the same level of reality as the first half, or it in fact comprises a fiction within a fiction, the narration of an alternative to or disavowal of a limit-experience set forth in the first half (Dove 2000: 75).

Queda por añadir aquí que, aparte de esto, podemos encontrar otro pasaje en el texto que permite más de una interpretación: "También el coche era distinto; no era el que fue en Constitución, al dejar el andén: la llanura y las horas lo habían atravesado y transfigurado" (Borges 1989: 200). Sólo unas líneas más adelante leemos lo siguiente: “Dahlmann pudo sospechar que viajaba al pasado y no sólo al Sur” (Borges 1989: 200). ¿Se trata de un viaje a través del tiempo? En la frase siguiente esta idea es minimizada con la afirmación del narrador que se trata de una “conjetura fantástica”. Este comentario del narrador parece sobre todo un juego con el concepto de lo fantástico. De todos modos parece otra vez imposible determinar con certeza lo que sucede. Aquí, por supuesto, sólo nos vemos ante una nueva ambigüedad si nos decidimos por la interpretación de que Dahlmann no está soñando con su salida del hospital. Presuponiendo que se encuentra en un sueño, la cuestión si viaja por el tiempo o no sería irrelevante. Para facilitar hacer referencia a las tres diferentes interpretaciones que han sido señaladas, se dará un corto resumen de ellas a continuación:1

Interpretación n.° 1: Dahlmann no sueña. No se efectúa ningún viaje en el tiempo. Todo el texto se encuentra en el mismo nivel de realidad.

Interpretación n.° 2: Dahlmann no sueña. Se efectúa un viaje en el tiempo. Algo sobrenatural irrumpe en la realidad.

Interpretación n.° 3: Dahlmann sueña con todos los sucesos a partir del tercer párrafo. Los primeros dos párrafos se encuentran en otro nivel de realidad que los siguientes, donde se establece una ficción dentro de la ficción. Se experimenta un contraste entre lo real y lo irreal.

2.3. Las motivaciones

Después de esas declaraciones indispensables, este punto brindará información sobre técnicas de narrativa fantástica en el cuento. Como explica Gil Guerrero, la identificación de los diferentes tipos de motivaciones en el texto es de gran importancia:

Si bien todavía dentro de la historia (Geschichte/Plot), pero en un nivel inferior, el de los sucesos o motivos que constituyen el argumento (Geschehen/Story) el texto fantástico se desvía en lo que a la motivación de los sucesos se refiere. De los tres tipos de motivaciones posibles: causal, final y estética en su manifestación implícita o explícita es la última de ellas la que más frecuentemente se usa en la composición del texto fantástico (Gil Guerrero 2008: 122).

A continuación se presentará de manera sistemática cómo se manifiestan estos tres tipos de motivaciones en “El Sur”, y cuál es el papel especial que desempeña la motivación estética. Empecemos con la motivación causal y su definición:

Die […] kausale Motivierung erklärt ein Ereignis, indem sie es als Wirkung in einen Ursache-Wirkungs-Zusammenhang einbettet, der als empirisch wahrscheinlich oder zumindest möglich gilt (Martinez/Scheffel 2007: 111).

Es obvio que en el cuento muchos sucesos están relacionados entre sí a través de una motivación causal. Dahlmann consigue Las Mil y Una Noches, un libro que le fascina, lo que origina su falta de atención al subir las gradas en su casa. Por su distracción, el protagonista sufre el accidente que le causa la septicemia. Por consiguiente, es obligado a pasar un tiempo en el hospital, y para convalecer es dado de alta del mismo, según las interpretaciones n.° 1 y

2. Por consecuencia de un percance desconocido, Dahlmann es obligado a bajarse en una estación anterior. Finalmente se mete en el duelo por haber sido provocado, siguiendo cierto código de honor. También el desarrollo de los eventos según la interpretación n.° 3 se deja explicar por una motivación causal: Dahlmann se ve confrontado con una muerte en un ambiente estéril y artificial, rodeado por médicos y aparatos. Por eso, se imagina una historia que termina con una muerte que corresponde - por lo menos en sus ojos - a una muerte más deseable o aceptable. Todas estas concatenaciones de acontecimientos proveen el cuento de cierta lógica interior, y un texto narrativo que prescinda completamente de este tipo de motivación perdería su coherencia y claridad.

Enfoquemos ahora la motivación final, que se deja definir de la siguiente manera:

Die Handlung final motivierter Texte findet vor dem mythischen Sinnhorizont einer Welt statt, die von einer numinosen Instanz beherrscht wird. Der Handlungsverlauf ist hier von Beginn an festgelegt, selbst scheinbare Zufälle enthüllen sich als Fügungen göttlicher Allmacht (Martinez/Scheffel 2007: 111).

[...]


1 Esto no quiere decir que las interpretaciones propuestas aquí sean necesariamente las únicas posibles.

Details

Seiten
22
Jahr
2009
ISBN (Buch)
9783640504282
Dateigröße
463 KB
Sprache
Spanisch
Katalognummer
v141292
Institution / Hochschule
Universität Potsdam – Institut für Romanistik
Note
1
Schlagworte
Borges El Sur literatura fantástica lo fantástico Ralf Modlich

Autor

Teilen

Zurück

Titel: Elementos de lo fantástico en 'El Sur' de Jorge Luis Borges