Lade Inhalt...

La literatura africana escrita por mujeres

Análisis de cuatro obras significativas en inglés y francés

Studienarbeit 2010 24 Seiten

Literaturwissenschaft - Afrika

Leseprobe

Índice:

1. Introducción

2. La literatura africana como modelo trasmisor de tradiciones

3. La literatura africana escrita por mujeres

4. Obras a analizar en inglés:
Más allá del horizonte ( 1991) de Amma Darko Las delicias de la maternidad (1989) de Buchi Emecheta, en francés:
Mi carta más larga (1982) de Mariama Bâ En un lugar del Atlántico (2003) de Fatou Diome

5. Bibliografía

1. Introducción

Este trabajo pretende ser un punto de partida para una posible reflexión sobre la literatura africana moderna y, en particular, sobre su valor como transmisora y transgresora de los roles de género. Para ello tomaré como ejemplo el análisis de cuatro obras significativas tanto en inglés: Más allá del horizonte (1991) de Amma Darko y Las delicias de la maternidad (1989) de Buchi Emecheta, como en francés: Mi carta más larga (1982) de Mariama Bâ y En un lugar del Atlántico (2003) de Fatou Diome.

A través de este análisis trataré de demostrar cómo la literatura africana escrita por mujeres revindica temas nuevos que preocupan a las mujeres en concreto y que suelen ser más personales e intimistas, como por ejemplo, la necesidad de una realización individual fuera de convenciones sociales estrictas, el rechazo a la poligamia, el impacto psicológico de la prostitución a las que se ven sometidas algunas mujeres, la desilusión de la maternidad, las consecuencias de los matrimonios acordados por otros miembros de la familia, la huella del exilio en la mujer moderna etc.

Me referiré, en ocasiones, a la mujer africana en singular, pero me gustaría resaltar que implico un pluralismo enorme imposible de abarcar y que me alejo conscientemente del racionalismo reduccionista ya que las mujeres africanas forman una categoría tremendamente heterogénea, de una inmensa variedad de culturas, sistemas sociales y estructuras.

2. La literatura en África como modelo trasmisor de tradiciones

Antes de la aparición de la literatura escrita, el relato oral transmitido de generación en generación defendió durante siglos, y lo sigue haciendo, la organización patriarcal de las sociedades africanas y ha entendido y elogiado al ser humano como parte de una comunidad en la que se encaja como una pieza encaja en un puzzle; siendo ésta esencial para la complitud de un todo. Al mismo tiempo ha ejercido un papel de transmisor de una tradición con claras desigualdades entre las mujeres y los hombres. La narrativa oral era así también un instrumento de configuración de una personalidad comunitaria intrínsecamente patriarcal y muy arraigada donde la mujer está relegada al hombre.

La literatura africana escrita, nacida posteriormente, nos ofrece una visión caleidoscópica en etnias, razas, religiones, clanes, lenguas etc. del África de las últimas décadas. La multiplicidad temática y lingüística de esta literatura es magnífica. Nada tienen que ver las obras de autoras africanas más premiadas como Doris Lessing, con las obras de autores blancos como el mozambiqueño Mia Couto o los sudafricanos Nadine Gordimer y J.M. Coetzee ni tampoco con las obras más recientes de autoras y autores negros nativos que han comenzado a escribir en las últimas décadas y que resultan difíciles de encasillar en una temática común por razones obvias.

3. La literatura africana escrita por mujeres

Los escritores masculinos se centran, en general, en la reivindicación social de una vida mejor para sus conciudadanos y critican la post-colonización. Dos claros ejemplos son los nigerianos Wole Soyinka y Chinua Achebe. Este último, en concreto, denuncia la opresión del legado occidental etnocéntrico y destructivo desde el punto de vista de la cultura ibo y la decadencia que sufre el país tras el paso de una vida tradicional a una vida aparentemente moderna. “Otros temas son la nostalgia o la exaltación del rico legado cultural africano, frente a la atracción de la modernidad y el surgimiento de una élite autóctona occidentalizada." (Suárez:1995,19)

Si bien resultan recurrentes los temas sociales, políticos y culturales y un profundo interés por el desligamiento de la colonización, también es cierto que la literatura escrita por mujeres ofrece una mirada más interior hacia los problemas que afectan directamente a las mujeres en un mundo estructurado por lo masculino, y abarca nuevos temas relacionados con las múltiples identidades de las mujeres africanas.

La mayoría de las mujeres africanas tiene aún difícil acceso a los recursos fundamentales que permiten la vida. Definitivamente, el acceso a la educación es un lujo que, dependiendo de la situación política del país y de la posición económico-social, pocas podrán permitirse. No olvidemos que la cuota de analfabetismo de la mujer supera considerablemente la cuota de analfabetismo del hombre africano. Es por eso que debemos valorar inmensamente el verdadero esfuerzo que las escritoras africanas han debido realizar para dar sus primeros pasos en el mundo literario y acceder así a un mundo que lea sus obras. No es coincidencia que la temática de las obras esté también marcada por el público que las lee y es por eso que los temas varían si hablamos de obras publicadas en África o en Europa. "En este sentido, es curioso constatar que esta diversidad de temas y enfoques parece estar más presente en las obras publicadas en África, por editoriales africanas que por las que lo son por editoriales europeas." (Díaz, 2005: 37)

En sus obras aparecen nuevos temas que no habían sido tratados por los escritores masculinos: la subversión de la dominación masculina, la búsqueda de una realización individual fuera del matrimonio concertado y más allá de la maternidad, la opresión de la poligamia, la prostitución forzosa, la explotación sexual, la sororidad, el impacto de la pobreza en la mujer, la necesidad y capacidad de tomar las riendas de su vida etc. Todas coinciden en ofrecer al lector personajes de mujeres africanas desde una perspectiva no occidental que suele presentarlas como mujeres ignorantes, negativas y pasivas. Me sumo aquí a la crítica de Homi Bhabha que explica cómo el discurso colonial ha construido al ser colonizado como una población inferior con el fin de justificar su conquista e instrucción. La mujer africana presentada en las obras leídas no es una mujer ignorante, negativa o pasiva, sino todo lo contrario. Se trata de retratos de mujeres dinámicas, trabajadoras por excelencia e increíblemente resistentes y, en sus muy diversas variantes, actúan como columna vertebral o elemento unificador de la familia; son dadoras de vida por excelencia y educadoras de sus hijos e hijas y, más extensamente, juegan un papel significativo en el desarrollo económico y social de su comunidad, como explicaré más tarde.

Curiosamente encuentro que esta literatura africana escrita por mujeres recuerda por sus temas y forma estilística a la literatura estadounidense de mujeres afroamericanas como Zora Neale Hurston, Toni Morrison, Alice Walker o Sapphire, que luchan en sus novelas por la visibilización de la mujer y cuestionan la hegemonía del hombre. Como mujeres escritoras negras, estas magníficas autoras denuncian la opresión de la mujer a manos del hombre y el sistema patriarcal en el que han sido educadas. En mi opinión, existen similitudes temáticas entre estos dos grupos de autoras, mucho más que entre las autoras y los autores africanos. No es este el lugar para entrar en análisis, pero las razones son evidentes.

Por su parte, la mujer africana está marcada por una clara diferenciación de roles mujer/hombre en el que a ella le corresponde el papel administrativo en el hogar, reproductivo de la familia y de educación a los hijos. La mujer ha estado silenciada, aislada y relegada a tareas consideradas poco relevantes. Encontramos aquí similitudes con nuestros propios países supuestamente "avanzados", en los que el hombre ha ocupado la esfera de relación con el mundo exterior.

4. Obras a analizar

La cuatro obras literarias leídas denuncian el silenciamiento de la mujer africana a través de las expectativas de una sociedad patriarcal y cuestionan las desigualdades que sufre la mujer a través de la repartición de los roles femenino y masculino. Por una parte, la mujer africana debe cumplir con los roles establecidos de su género y es moldeada para servir y dar hijos varones al esposo como vemos en muchos de los personajes. La mujer es dadora de la vida, y como tal, debe cumplir con su cometido y aumentar la familia. “En África, al igual que en Europa hasta hace no demasiados años, las expectativas sociales proyectadas sobre las mujeres hacían que su función en la vida se centrara en ser madres y esposas." (Aragón: 2005 ,89)

Por ejemplo a través del personaje de Nnu Ego de Las Delicias de la Maternidad (1986) se nos presenta la maternidad, irónico el título en esta obra, como un destino del que la mujer no puede escapar. Este tema resulta doblemente importante si consideramos la perspectiva feminista más radical que la entiende la maternidad como una forma de control que se ejerce sobre la mujer.

[...]

Details

Seiten
24
Jahr
2010
ISBN (eBook)
9783656003588
ISBN (Buch)
9783656010982
Dateigröße
447 KB
Sprache
Spanisch
Katalognummer
v178302
Institution / Hochschule
Universidad de Cádiz
Note
1
Schlagworte
woman studies gender studies literatur aus Afrika

Autor

Teilen

Zurück

Titel: La literatura africana escrita por mujeres