Lade Inhalt...

La formación laboral en los educandos

Actividades para fortalecer la formación laboral en el Bachiller Técnico en Contabilidad en el Instituto Politécnico “Alfredo Corcho Cinta”

von Luisa García (Autor) Yaremì Salivar (Autor) MSc. Osmany Aguilera Almaguer (Editor) (Autor)
Wissenschaftliche Studie 2013 73 Seiten

Leseprobe

Índice

INTRODUCCIÓN

Epígrafe 1: Fundamentos teóricos que sustentan la formación laboral de los estudiantes.
1.1 El proceso de formación laboral como problemática de la filosofía de la Educación.
1.2 Relaciones entre el estudio y el trabajo. Un análisis desde el punto de vista de la formación laboral en el estudiante de la ETP.
1.3 Caracterización psicológica del estudiante de la E T P

Epígrafe 2: Actividades para fortalecer la Formación Laboral a través de la asignatura Contabilidad en los estudiantes del 1er año de bachiller técnico en contabilidad del IP ¨ Alfredo Corcho Cinta ¨ del municipio cacocum.
2.1. Análisis de las de actividades para fortalecer la formación laboral del Bachiller técnico en contabilidad
2.2. Evaluación de la factibilidad de la aplicación de la s actividades que permita fortalecer la formación laboral en el Bachiller Técnico en Contabilidad del ¨ IP Alfredo Corcho Cinta ¨ mediante el método experimental en su fase pre – experimento.

CONCLUSIONES

RECOMENDACIONES

Referencia Bibliográfica

BIBLIOGRAFÍA

ANEXOS

Resumen El tema relacionado con la elaboración de las actividades para fortalecer la formación laboral en el Bachiller Técnico en Contabilidad esta dirigido a favorecer la preparación de los estudiantes del Instituto Politécnico “Alfredo Corcho Cinta”. Surge a partir de constatar en el plano teórico y práctico algunas insuficiencias que no permiten enfrentar científica y objetivamente la labor educativa. Se incluye como problema a resolver: ¿Cómo fortalecer la formación laboral en los estudiantes de Bachiller Técnico en Contabilidad a través de la asignatura Contabilidad ? contribuyendo a la formación de un técnico profesional competente acorde a las exigencias de la sociedad cubana actual. La investigación tiene por objetivo: elaborar actividades que permita fortalecer la formación laboral y la cultura General del Bachiller Técnico en Contabilidad. Para evaluar la factibilidad de este se aplicó el método de investigación Experimental (pre-experimento), los resultados de la investigación ofrecen una respuesta concreta y aplicable en la práctica para elevar la Cultura General Integral del Bachiller Técnico en Contabilidad.

Introducción

La formación integral de las nuevas generaciones como fin de la educación es un objetivo esencial de la sociedad. En Cuba la orientación profesional, ha sido priorizada desde el triunfo de la Revolución como uno de los objetivos más importantes del trabajo educacional y se encuentra dirigida a la preparación de los estudiantes para su futura incorporación al mundo laboral.

La Educación Técnica y profesional (ETP) es el subsistema de la educación encargado de formar el personal técnico capaz de hacer eficiente la entidad productiva, los servicios sociales y ejecutar las tareas tecnológicas profesionales necesarias para llevar adelante su desarrollo técnico-económico.

Teniendo en cuenta la política educacional cubana actual, a partir del curso escolar 2004 – 2005, en la ETP se vienen implementando un conjunto de transformaciones en el modelo que tradicionalmente se venia desarrollando en la formación de técnicos y obreros calificados. A partir del curso escolar 2001-2002, se comienza a desarrollar el Modelo Educativo de la Escuela Politécnica Cubana, el cual persigue como propósito esencial el referido a lograr la formación de un Bachiller Técnico competente en correspondencia con las exigencias tecnológicas de las entidades productivas y el modelo de sociedad socialista cubana.

El logro de una enseñanza capaz de proporcionarle a los estudiantes la posibilidad de aprender a aprender y adquiere una importancia de primer orden. La ETP debe lograr este objetivo, estimular las potencialidades de las escuelas politécnicas y solucionar un conjunto de problemas que aún se manifiestan en ellas, considerados en el Modelo de la Escuela Politécnica Cubana (Patiño, 1996).

El desarrollo actual y futuro de la ETP es muy difícil al margen de la unidad escuela politécnica – empresa. Esta última no puede ser sólo un centro de producción, sino simultáneamente una importante institución educativa encargada de la superación profesional del trabajador y de la preparación del mismo en formación, o sea, del estudiante (Abreu, 1996). La escuela politécnica no puede ser sólo un centro educacional, sino a la vez una empresa, con la misión de preparar un trabajador altamente calificado, competente y competitivo, es decir, que tenga un alto desarrollo de sus competencias profesionales y de su capacidad de satisfacer demandas económico – productivas y ofrecer, por tanto, su aporte eficiente a la empresa y a la sociedad.

El estudiante de Contabilidad necesita aprender a resolver problemas contables, a analizar de forma crítica la realidad económica de las empresas y transformarla, a identificar conceptos financieros, aprender a pensar, aprender a hacer, aprender a ser, aprender a convivir; y por último, a descubrir el conocimiento económico de una manera amena, interesante y motivadora. Es necesario que se desarrolle la independencia cognoscitiva, la avidez por el saber profesional, el protagonismo estudiantil, de tal manera que el estudiante participe activamente en la solución de cualquier situación problémica contable por difícil que sea.

El modelo educativo contiene un sistema de formación laboral el cual se estructura en dos ciclos de formación esenciales, ellos son. (Anexo 4).

1. El ciclo de formación laboral básico, el cual persigue el objetivo referido a:

Lograr elevar la cultura básica general de los estudiantes, recibiendo un ciclo de formación técnica y básica general (a nivel de preuniversitario) a fin con todo el subsistema de especialidades que conforman una determinada familia. Este proceso se desarrolló en los dos primeros años de estudio en la escuela politécnica.

2. El ciclo de formación laboral específica, el cual persigue el objetivo referido a: lograr elevar la cultura tecnológica mediante de la inserción de los estudiantes desde el tercer hasta el cuarto año en las entidades productivas, recibiendo un ciclo de formación específica por la formación laboral, dentro de las que contempla la familia; es decir, atendidos por los tutores; garantizando su ubicación, una vez egresados para el adiestramiento laboral en la misma entidad laboral.

Este ciclo se subdivide en dos momentos esenciales:

1. El ciclo de la inserción laboral en el tercer año en la Especialidad de Contabilidad en el cual el estudiante recibe el aprendizaje de las asignaturas técnicas-específicas en la entidad productiva con la ayuda del tutor.
2. El ciclo de prácticas pre-profesionales en el cuarto año, en el cual se forma el estudiante mediante el entrenamiento y complementación de lo aprendido en la escuela politécnica con la ayuda del tutor.

Cuba, como primer país socialista de América, aspira a lograr óptimos niveles en el desarrollo material y cultural del ser humano, a lo largo de un ininterrumpido proceso social en el que se concede un papel relevante a la educación del pueblo. El Partido y el Estado cubano reconocen la formación del hombre nuevo como un factor esencial en la construcción de la nueva sociedad.

El criterio básico de la política educacional cubana es hacerla corresponder con el socialismo y los ideales que este representa. Un empeño incuestionable del sistema educacional sigue siendo su constante progreso educativo. Ello se explica con la suficiente claridad en la Política Educacional Cubana, y se fundamenta en la necesaria elevación del nivel científico y cultural de todos como una condición indispensable sobre la que descansa este objetivo permanente del modelo social que se defiende.

En las Tesis y Resoluciones del Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba (1975) refiriéndose a la política educacional cubana, se plantea:

“Nuestra educación, fundamentada en la misión histórica y en los intereses de la clase obrera, tiene como misión formar a las nuevas generaciones y a todo el pueblo en la concepción científica del mundo, es decir, la del materialismo dialéctico e histórico; desarrollar plenamente las capacidades intelectuales, físicas y espirituales del individuo y fomentar, en él, elevados sentimientos humanos y gustos estéticos; convertir los principios ideológicos, políticos y de la moral comunista, en convicciones personales y hábitos de conducta diaria; formar, en resumen, un hombre libre y culto, apto para vivir y participar activa conscientemente en la edificación del socialismo y el comunismo.”

Atenor de lo anterior se otorgó importancia capital al trabajo de orientación profesional con los niños, adolescentes y jóvenes, situando a la escuela el papel rector en este trabajo. La orientación profesional prepara a los jóvenes desde las edades más tempranas, para que se adentren en el complejo mundo de la producción y los servicios, lo que les permitirá sentirse más útiles a la sociedad, así como contribuye a que no se equivoquen al elegir una profesión.

La época actual plantea nuevos retos a la educación, se hace más difícil y complejos los requerimientos para que los adolescentes y jóvenes se incorporen a la sociedad, se necesita mayor preparación del maestro para cumplir con su noble tarea, y es evidente que, a pesar de los adelantos científicos y la capacidad para diseminar información en poco tiempo, jamás podrá sustituirse el papel del educador dado la condición y naturaleza humanas de su labor. José de la Luz y Caballero escribió que “Instruir puede cualquiera, educar sólo quien sea un evangelio vivo”, el Héroe Nacional, Jesé Martí al valorar el papel emancipador de la educación expresó “Toda nación será infeliz en tanto que no eduque a todos sus hijos. Un pueblo de hombres educados será siempre un pueblo de hombres libres”.

Estas dos frases encierran la profunda dimensión del pensamiento y la importancia que le vieron estos grandes maestros, a la labor de la educación y del educador para la formación de las nuevas generaciones y para el propio manejo de sus vidas.

La escuela es la encargada de desplegar las actividades de orientación profesional en todas sus dependencias. A ella le corresponde fomentar las bases para desarrollar una actitud inequívoca ante las profesiones futuras y potenciar en los estudiantes la necesidad de vincularse al quehacer profesional, lo cual debe incluirse en el concepto de integralidad del hombre que debe formar la sociedad.

Por todas estas razones se considera que deba existir un arduo trabajo para contribuir de manera especial en la formación laboral del Bachiller Técnico en Contabilidad, esencialmente en la asignatura de Contabilidad que tiene gran importancia en la rama de la ciencia.

Para la realización de esta investigación se realizaron encuestas y entrevistas a profesores, estudiantes y directivos. Al triangular los resultados se obtuvieron las siguientes dificultades:

- Existe un espacio entre la teoría y la práctica que limita al estudiante apropiarse de un eje conductor del conocimiento que pueda elevar la cultura laboral del mismo.
- Débil tratamiento de los conocimientos y su aplicación a los problemas de la vida social y laboral.
- A través de la clase se encuentra limitado el desarrollo de una actividad hacia situaciones concretas que permitan a estudiantes valorar y aplicar los adelantos de la ciencia y la técnica.

Estas insuficiencias tienen su origen en las causas siguientes:

- Los profesores no logran el suficiente desarrollo de cualidades y valores a través del contenido.
- Se evidencia que los profesores no están motivados con la tarea profesional y tienen limitaciones en conocimientos metodológicos para enfrentarse a los estudiantes.
- El educando tiene que aprender de forma mecánica, observándose muy afectado el desarrollo de la habilidades para la reflexión crítica y autocrítica de los conocimientos que aprende.

Teniendo en cuenta estas dificultades constatadas y las causas que las provocan, se hace necesario brindar el argumento con el siguiente:

Problema Científico: ¿Cómo fortalecer la formación laboral en los estudiantes de Bachiller Técnico en Contabilidad a través de la asignatura Contabilidad?

Objetivo: Elaborar actividades que permita fortalecer la formación laboral en los estudiantes de primer año del Bachiller Técnico en Contabilidad en el Instituto Politécnico Alfredo Corcho Cinta.

Para darle cumplimiento al objetivo del trabajo se proponen las siguientes tareas de investigación.+

1. Determinar los fundamentos teóricos metodológicos que sustentan la formación laboral de los estudiantes.
2. Diagnosticar el estado actual del desarrollo de la formación laboral en el Bachiller Técnico Medio en Contabilidad.
3. Elaborar actividades que permita fortalecer la formación laboral en el Bachiller Técnico en Contabilidad.
4. Constatar la efectividad de las actividades a través del pre experimento.

Como métodos de investigación para realizar las tareas se proponen los siguientes:

Métodos teóricos .

Análisis Histórico y Lógico: se utilizó para determinar las regularidades y tendencias que han caracterizado en el decurso del tiempo, la formación laboral del Bachiller Técnico en Contabilidad

Análisis y síntesis: fue necesario para mediante el análisis porcentual y cualitativo, interpretar y procesar toda la información obtenida a través de las entrevistas y las encuestas.

Inducción – Deducción: Para determinar el estado actual del problema investigado, sus posibles causas y valorar la experiencia en la aplicación de las actividades.

Métodos empíricos .

Observación científica: fue necesario para mediante la percepción directa de los objetos y fenómenos así como las visitas a clases.

Entrevista: dirigidas a profesores, estudiantes y directivos para constatar una valoración más adecuada del estado actual a partir de los aspectos abordados .

Encuesta: se aplicó a estudiantes y profesores para conocer los criterios sobre la situación y causas, de la valoración del proceso de formación laboral.

Método Experimental: teniendo en cuenta el control de las variables ( Pre-experimento): se aplicó para constatar la efectividad de las actividades.

Método matemático – Estadístico: fue necesario para el procesamiento y tabulación de los resultados cuantitativos, obtenidos durante la investigación acorde con las características del problema.

Para acometer la investigación se asumió como:

Población: 37 estudiantes de primer año de la especialidad de Contabilidad y 18 profesores del Instituto Politécnico: Alfredo Corcho Cinta.

Muestra: 23 estudiantes y 8 profesores.

Aporte Práctico:

Este trabajo aportará una elaboración de actividades para fortalecer la formación laboral del Bachiller Técnico en Contabilidad.

Epígrafe 1:
Fundamentos teóricos que sustentan la formación laboral de los estudiantes.

En este epígrafe se realiza una búsqueda bibliográfica sobre el proceso de formación laboral como problemática de la filosofía de la Educación. El análisis que se realiza no pretende en modo alguno atomizarse en la amplia variedad de enfoques y corrientes de pensamiento existentes. Se pretende partir de posiciones que permitan una integración de saberes en torno al fenómeno objeto de estudio y clarificar las posiciones de mayor coherencia para la estructuración del proceso de formación laboral y las repercusiones mutuas entre el estudio y el trabajo así como, la caracterización psicológica del estudiante de la E T P.

1.1. El proceso de formación laboral como problemática de la filosofía de la Educación.

Se parte del reconocimiento de que la condición de hombre concita la necesidad de educación. Tal premisa establece una relación directa entre el acto educativo y la condición de hombre. En la misma se instauran y manifiestan algunas de las tareas esenciales de la Filosofía de la Educación.

Teniendo en cuenta estas tareas y el interés de este estudio se centrará la atención en el “para qué” se educa al hombre, destacando el papel que se ha otorgado al proceso de preparación para su inserción en el mundo del trabajo.

La teleología del proceso educativo se concreta en torno al modelo de hombre que persigue una sociedad determinada, su esencia radica en que la construcción de tal modelo debe responder necesariamente a las exigencias que dicha sociedad le plantea al sector educativo. Una de estas exigencias está referida a la forma en que el individuo se relaciona con el conjunto de valores, las habilidades y los conocimientos que son necesarios adquirir para incorporarse a la estructura sociolaboral.

Establecer una clasificación que resulte consecuente con la amplia variedad de perspectivas de abordaje del proceso docente educativo con la forma en que la escuela ha enfocado la formación laboral de los estudiantes resulta una tarea compleja. Se empleará la clasificación dada por Snyders en su obra Pedagogía Progresista (Snyders, 1974), donde declara tres corrientes fundamentales que representan los elementos centrales para garantizar la comprensión e interpretación de las diferentes lecturas del proceso educativo: La Educación Tradicional, La Escuela Nueva y la Educación Progresista.

Este deslinde metodológico se ha tenido en cuenta para evitar maniqueísmos simplistas que niegan el valor de las propuestas hechas por las escuelas que se abordarán. La línea se considera también que la praxis educativa manifiesta la coexistencia de opciones teóricas declaradas oficialmente y prácticas pedagógicas ejecutadas en el aula; las propias contradicciones, racionalizaciones, ambigüedades y la falta de criticidad al implementar las acciones educativas por parte del personal docente, muchas de las cuales se desarrollan sin conciencia de su presencia.

La propuesta que desarrolla la pedagogía tradicional tiene como antecedente el ideario pedagógico de las grandes civilizaciones de la antigüedad y los regímenes esclavistas de Grecia y Roma y, como apunta Álvarez de Zayas, Carlos, “aparece en el siglo XVII en Europa con el surgimiento de la burguesía y como expresión de modernidad. Encuentra su concreción en los siglos XVIII y XIX con el surgimiento de la Escuela Pública en Europa y América Latina, con el éxito de las revoluciones republicanas de doctrina político-social del liberalismo.

Desde esta perspectiva el fin educativo se enmarca en la formación del hombre ideal, conocedor de las grandes realizaciones de la humanidad, consideradas como modelos básicos a alcanzar.

Partiendo de estos razonamientos se puede valorar que el estudiante debe entrar en contacto con las grandes obras de la literatura y del arte y lograr conocimientos obtenidos por los métodos más seguros, lo que posibilitará la realización plena como persona, a partir del saber. Se exige la adquisición de una elevada cultura, entendida sólo como la acumulación de las experiencias válidas para la humanidad, destacándose el carácter academicista del proceso docente educativo.

En el campo de la formación laboral se persigue la preparación del hombre en función de lograr puestos de dirección o para puestos de trabajo que incluyen cada vez más alejarse de la actividad manual, lo que tiende a una creciente separación de trabajo intelectual y manual. Sin embargo en las tesis de la pedagogía tradicional aparece como elemento relevante la necesidad de la unidad entre la actividad práctica y la intelectual.

Los pedagogos que primero se refirieron a esta necesidad se encuentra Platón que en uno de sus diálogos con Glaucón plantea “¿Y no hablamos de llevar a los niños a la guerra, para que la contemplasen de cerca montados en sus caballos, pero en condiciones de seguridad? Así podrían gustarle la sangre, como ocurre a los cachorros. [...] Pertenecerá por tanto [...] al grupo de los elegidos aquel que demuestre siempre una mayor agilidad en todos estos casos, esto es en los trabajos, los estudios y los peligros”

Tal contradicción encuentra respuesta en el hecho de que solo sea entendida como actividad práctica a las acciones que ejecuta el estudiante en el contexto educativo, como respuesta a las orientaciones reducidas de los docentes. De forma general el escolar se limita a realizar acciones para reproducir un contenido que es trasmitido por el docente como contenido acabado, a partir de la realización de ejercicios de lectura y copia, con énfasis en la retención, atención y memorización del contenido con lo cual se limita el verdadero potencial formativo de la actividad.

En la concepción tradicional se concibe al hombre como un ser en constante formación, pero con la limitante de ver al niño como un ser incompleto al cual hay que actualizar y completar para que en un futuro sea capaz de desarrollar sus potencialidades profesionales e intelectuales.

Desde la perspectiva de la pedagogía tradicional es evaluable de forma positiva el hecho de reconocer en la formación de los estudiantes la presentación de modelos referenciales que sirvan de guía en el acto educativo. Tal hecho favorece el proceso de formación laboral en la medida en que los docentes sean capaces de dirigir la atención de los estudiantes hacia el sistema de valores asociados al trabajo, el reconocimiento a las personalidades que se destacan en las esferas laborales y productivas, así como del conjunto de características que conforman el contenido de las profesiones y oficios que pueden ser de interés para los educandos. La limitante en este sentido se refiere al hecho de que la escuela no hace un real ajuste de las posibilidades de esos estudiantes para el alcance de los modelos de referencia.

De forma general el sistema de valores que promueve la educación está guiado por los valores universales resultantes de la tradición cultural ya establecida, que se presenta en sus formas abstractas, genéricas y universales promoviendo un tipo de educación que no dirige su atención fundamental a las particularidades e individualidades de los estudiantes.

Finalmente, esta perspectiva, aplicada al campo de la formación laboral promueve un tipo de hombre inadaptable a las condiciones cambiantes de las actividades laborales, donde los continuos descubrimientos tecnológicos y científicos necesitan un sujeto presto a la innovación y adaptación a los cambios.

El movimiento denominado Escuela Nueva tiene sus orígenes más remotos en el renacimiento, específicamente en las obras de los humanistas Luis de Vives, Erasmo de Rótterdam; en las obras de los pedagogos realistas Rabelais, Montaigne, Comenius. Sus bases más consistentes están en el naturalismo de Rousseau, en el cientificismo de Spencer, en el psicologismo de Pestalozzi; en el individualismo de Tolstoi; en el funcionalismo de Durkheim y en el pragmatismo de Pierce, Dewey, James y en las propuestas didáctico pedagógicas de Decroly, Kerschensteiner y Piaget.

Dewey es uno de los principales teóricos de la Escuela Nueva, logra resolver la antinomia “entre un sujeto a ser instruido y un objeto a ser trasmitido”. La respuesta a tal problemática no solo se presenta en la superación de la incongruente relación entre sujeto y objeto de la educación, sino en la posibilidad que brinda al favorecer un tipo de aprendizaje más interactivo con el medio social que rodea al individuo, tomando como base el interés que se despierte en los estudiantes.

Las principales críticas al pensamiento de Dewey se dirigen a que solo se reconoce, en el intercambio del individuo con el medio social, como verdad, aquello que es prácticamente útil y ventajoso, obviándose que la verdad es el reflejo de la realidad objetiva en la conciencia. Sobre este tópico Pierce plantea “la verdad es lo que funciona mejor para nosotros”

El sistema pedagógico defendido por Dewey define el carácter competitivo del acceso a los puestos de trabajo en la estructura sociolaboral, destacándose los dirigidos a resaltar las cualidades de los hombres de negocios.

La Escuela Nueva supera la idea del alumno como ser inmaduro y desposeído de un conocimiento inicial por lo que el centro de la atención educacional se dirige al propio adolescente. Este en su quehacer educativo es activo, no por las acciones que ejecuta en la escuela como muchos teóricos plantean, reduciendo el alcance de la propuesta, sino a partir del nivel de participación que alcanza en la elaboración de su propio aprendizaje.

[...]

Details

Seiten
73
Jahr
2013
ISBN (eBook)
9783656461852
ISBN (Buch)
9783656461685
DOI
10.3239/9783656461852
Dateigröße
679 KB
Sprache
Spanisch
Katalognummer
v215764
Note
Excelente
Schlagworte
actividades bachiller técnico contabilidad instituto politécnico alfredo corcho cinta”

Autoren

  • Wenn Sie diese Meldung sehen, konnt das Bild nicht geladen und dargestellt werden.

    Luisa García (Autor)

  • Wenn Sie diese Meldung sehen, konnt das Bild nicht geladen und dargestellt werden.

    Yaremì Salivar (Autor)

  • Wenn Sie diese Meldung sehen, konnt das Bild nicht geladen und dargestellt werden.

    MSc. Osmany Aguilera Almaguer (Editor) (Autor)

Zurück

Titel: La formación laboral en los educandos