Lade Inhalt...

La incorporación léxica de palabras alemanas al castellano de la comunidad de Nueva Helvecia (Uruguay) y de palabras italianas al castellano rioplatense y en comparación

Hausarbeit 2018 35 Seiten

Romanistik - Spanische Sprache, Literatur, Landeskunde

Leseprobe

Tabla del contenido

1. Introducción: Del cambio de las lenguas

2. Comparación general y contexto: los casos del alemán y del italiano en el Río de la Plata
2.1 Contexto histórico
2.1.1 La historia de los alemanes en Nueva Helvecia
2.1.1.1 Fundación de la colonia
2.1.1.2 “Distintos del criollo”: La identidad de los neohelvéticos
2.1.1.3 El rol de la aislación rural
2.1.2 La historia de los italianos en la Argentina
2.1.2.1 Estructura interna del grupo migratorio
2.1.2.2 Razones por la emigración
2.1.2.3 Construyentes de la Nación Argentina: el prestigio social de los inmigrantes italianos
2.2 Muerte de lengua
2.2.1 Italiano
2.2.1.1 Factores externos y sociales
2.2.1.2 Factores internos y lingüísticos
2.2.2 Alemán
2.2.2.1 Primera fase: Alemán estándar/dialectos suizos
2.2.2.2 Segunda fase: diglosia castellano/alemán estándar
2.2.2.3 Tercera fase: única presencia del castellano
2.2 Situación de hoy
2.2.1 El italiano en Buenos Aires y en la Argentina
2.2.1.1 Lugares de aprendizaje del italiano
2.2.1.2 Clubs italianos
2.2.2 El alemán en Nueva Helvecia
2.2.2.1 La enseñanza alemana en Nueva Helvecia
2.2.2.2 Instituciones culturales

3. “Distinto del criollo”: Incorporación léxica como marcador de identidad
3.1 Préstamos alemanes en el castellano de Nueva Helvecia
3.1.1 Palabras de gastronomía: ¿atracción turística o identidad propia?
3.1.2 Nombres propios
3.2 Préstamos italianos en el Río de la Plata
3.2.1 Préstamos culturales
3.2.2 Préstamos del ámbito doméstico
3.2.3 Nombres propios
3.2.4 Italianismos intereuropeos
3.3 Modelo analítico: Elecciones divergentes de Hipperdinger
3.3.1 Definiciones básicas
3.3.1.1 Convencionalización
3.3.1.2 Adaptación
3.3.1.3 Formas incongruentes
3.3.2 ¿Qué elegir? Actitudes lingüísticas
3.3.3 Elecciones divergentes en apellidos como marcadores de identidad
3.4 Aplicación: Análisis lingüístico del nomenclátor de calles de Nueva Helvecia
3.4.1 Aclaraciones anteriores
3.4.2 Análisis detallado
3.4.2.1 Adaptación en los nombres, no-adaptación en los apellidos
3.4.2.2 El nomenclátor como espejo de la historia del pueblo

4. Conclusión
4.1 De la historia al estado de hoy
4.2 Identidad sin lengua
4.3 Excurso: Comparación con la situación de Alemania ante la crisis de los refugiados
4.4 Límites del trabajo
4.4.1 Interferencias alemanas
4.4.2 Calidad de las fuentes
4.4.3 Posibilidad de una generalización del modelo de Hipperdinger a otras lenguas
4.5 Vacío de investigación: Invitación a una investigación empírica en Nueva Helvecia

5. Anexo
5.1 Transcripciones de las entrevistas citadas
5.1.1 Entrevista con Gerardo Wullich
5.1.2 Entrevista con Omar Moreira
5.2 Tabla del análisis detallado del nomenclátor de calles de Nueva Helvecia

6. Bibliografia

1. Introducción: Del cambio de las lenguas

Este semestre tuve la oportunidad de trabajar junto con un estudiante de informática. Un día nos pudimos a discutir sobre nuestras dos materias tan diferentes, y él expresó que no entendía de nada la manera en la que funcionan las humanidades. Para explicárselo, le di un ejemplo. Elegí el cambio de lenguas y le pregunté: “¿Si dos lenguas entran en contacto y una se muere, porqué, según pensás vos, será?” Me respondió: “Bueno, será por casualidad”.

La base fundamental de este trabajo es que en el ámbito de lenguas, no pasa nada “por casualidad”, sino que hay razones explicables para fenómenos diferentes, sean internos de la lengua o externos.

"[...] La consecuencia 'más importante y visible' del contacto (Alvarez de Miranda, 2009, p. 142) es el traspaso de unidades léxicas de una lengua a otra [...]." (Hipperdinger, “Incorporaciones léxicas en el español de la Argentina” 128), escribe Yolanda Hipperdinger, una de las autoras más importantes en el ámbito que ocuparemos en este trabajo: el contacto entre el castellano rioplatense por un lado y dos de las lenguas migratorias más importantes de la región, el italiano y el alemán por el otro. Se hará un análisis detallado y una comparación de dos casos diferentes: él del alemán en la colonia suiza-alemana Nueva Helvecia en Uruguay, y él del italiano en la Argentina, especialmente en Buenos Aires, la ciudad a la que la mayoría de los inmigrantes llegó. El autor mismo conoce ambas regiones con perfección por su larga estadía como profesor voluntario de alemán en Nueva Helvecia, así aprovecharemos de incluir algunas investigaciones personales.

En ambas regiones, las dos lenguas de contacto ya se murieron, pues solamente quedan restos en forma de préstamos, muchos de ellos únicos en estas regiones. Por eso, el trabajo se concentrará en la incorporación léxica de préstamos alemanes/italianos al habla rioplatense.
En especial, en el capítulo tres trataremos del trabajo de Hipperdinger sobre las elecciones divergentes que, en algunos casos, se pueden ver como marcadores de identidad. Además, se hará un análisis del corpus de las nombres de calles de Nueva Helvecia, porque allí se nota especialmente la presencia alemana.
Pero antes de llegar allá, hay que clarificar la historia y el proceso de muerte de lengua de ambos casos elegidos. Esto se hará en el capítulo dos. El enfoque de este trabajo pues es diacrónico, para poder explicar mejor los fenómenos sincrónicos que se dan hoy.
Klee y Lynch escriben en un libro muy útil sobre las situaciones de contacto del español en todo el mundo que "[b]uscar explicación única para los casos de interferencia puede ser sumamente simplista y alejado de la realidad" (Klee and Lynch 23). Omar Moreira, el historiador moderno más importante de Nueva Helvecia del cual escucharemos más en este capítulo dos, lo resuma un poco más acentuado cuando exclama en una entrevista personal con el autor: "No se da nada químicamente puro" (Moreira, “Proyecto de Investigación para HELVECIA: Joseph Mengele en Nueva Helvecia” 24:14–24:16). Por esta razón, no solo nos concentraremos en los factores internos que influyeron las situaciones de contacto en el Río de la Plata, sino acentuaremos los factores externos, sobre todo los sociales y los políticos, que resultaron en un desarrollo muy diferente en Nueva Helvecia (alemán) por un y en Buenos Aires (italiano) por el otro lado. Intentaremos de explicar por qué las dos lenguas se murieron y lo conectaremos con el valor simbólico que el legado inmigrante mantiene hasta hoy en día, especialmente en Nueva Helvecia.

Dado que se trata de un trabajo sobre el castellano rioplatense, este trabajo sigue las pautas gramaticales y ortográficas de ello.

2. Comparación general y contexto: los casos del alemán y del italiano en el Río de la Plata

"El porteño es un italiano desarraigado, que habla castellano, se comporta como un francés y quisiera ser inglés." (Veith 187)

Así cita Daniel Veith la lenguaje popular en la última página de su disertación sobre el elemento italiano en Buenos Aires, y tiene razón: ambas las naciones argentinas y uruguayas surgieron de una inmensa mezcla de indígenas (de las cuales no hablaremos acá), criollos (de estos tampoco) y de inmigrantes. Pues mirar a la historia de esta región significa para nosotros entender como las dos lenguas se introdujeron, como iban perdiéndose y como al fin se presentan hoy.

2.1 Contexto histórico

Antes de ir más en detalle, hay que mencionar un problema general que presenta un desafío a todos los interesados en esta historia: no sabemos el número exacto de inmigrantes italiano- o germano hablantes que entraron en la región. Sí hay estadísticas oficiales, pero estas solamente notaron la nacionalidad y no preguntaron por la lengua, y como se sabe, de la nacionalidad no se puede derivar directamente a la lengua, dado casos como los alemanes del volga que eran clasificados como “rusos” (Hipperdinger, “La inmigración masiva en Argentina y el multilingüismo regional” 629s.).
Sin embargo, si se orienta a los censos, el tercer Censo Nacional Argentino de 1914 estimula la presencia de italianos con el 11.8 % de la población como grupo extranjera mayor y la de los austro-húngaros y los alemanes con un solo 0.8 % en suma (FONTANELLA de WEINBERG, “Algunos Aspectos de la Asimilación Lingüística de la Población Inmigratoria en la Argentina” 8).

Las cifras exactas sean como sean, los dos grupos de inmigrantes comparten alguna historia común, el famoso “gobernar es poblar”. Los gobernadores argentinos de esta época vieron en la inmigración europea un método de estimulación para el desarrollo de su país (vease Ilg 60). Otra vez Hipperdinger:

"En el siglo XIV tuvo lugar una profunda transformación internacional. La progresiva interrelación de las economías nacionales y la disponibilidad de áreas productivas inexplotadas en el Nuevo Mundo, aptas para la producción de alimentos y otras materias primas, así como el elevado índice de desempleo generado por la eclosión industrial en varios países europeos y el abaratamiento del transporte marítimo, resultaron en un movimiento poblacional a gran escala." (Hipperdinger, “La inmigración masiva en Argentina y el multilingüismo regional” 629)

Ahora estamos preparados a ir más en detalle. Empezaremos con los alemanes en Nueva Helvecia.

2.1.1 La historia de los alemanes en Nueva Helvecia

2.1.1.1 Fundación de la colonia

En el caso de Nueva Helvecia, la inmigración era concertada (Fröschle and Hoyer 745). El Municipio de Nueva Helvecia nota como razones concretas de emigración "superpoblación, persecuciones religiosas y problemas económicos producidos por la expansión de la Revolución Industrial en dicho continente" (Lecor). Aunque el gobierno uruguaya prefería poblaciones mixtas y no centros de inmigración, el banco suizo Siegrist und Fender pudo comprar campo en el departamento de Colonia en 1862 con la idea de crear una colonia de agricultores. Esta idea fracasó al inicio por falta la de conocimiento – los primeros pobladores eran soldados suizos y no paísanos, pero la situación se mejoró con la importación de agricultores del sur de Alemania, especialmente de la selva negra. En los años 80 del siglo XIX, ellos empezaron con la industria lechera para la cual Nueva Helvecia es famoso en todo el país hasta hoy en día (vease Fröschle and Hoyer 745).

2.1.1.2 “Distintos del criollo”: La identidad de los neohelvéticos

Como anota Lecor, esta industria lechera dio razón al orgullo local que se encuentra en Nueva Helvecia hasta la actualidad y que se puede resumir con el eslogan “distinto del criollo” (Werner Berger; cit. por Universidad de la República Uruguay 19):

"[...] los colonos fueron de los primeros en aplicar una mentalidad progresista y laboriosa en el país, que rompió con la rutina de la época multiplicando y tecnificando la producción rural [...] y creando las primeras industrias queseras del país en 1869, mentalidad que fue una permanencia en la Historia [sic] de la colonia si pensamos en proyectos como el [sic] de Escuela de Lechería inaugurada en 1930 y única en el país." (Lecor)

Lo que significa esta identidad para los neohelvéticos hasta hoy capaz se nota en manera más clara en una cita que dio Gerardo Wullich, uno de los últimos germanohablantes del pueblo restantes, al autor en una entrevista personal[1]:

"Wullich: [...] [i]ch fühle mich Deutsch [...]. Ich bin in Argentinien aufgewachsen. Mein Vater war Uruguayer, sprach Deutsch, meine Mutter war aus Leipzig, die sprach auch Deutsch, mein Großvater auch deutsch, ich fühle - ich bin auch deutsch auf- als Deutscher erzogen worden. Ich denke auch Deutsch." (Wullich 29:31–29:49)

Se nota que esta identidad es profundamente conectada con la lengua y así importante para el análisis lingüístico, la retomaremos en el capítulo tres.

2.1.1.3 El rol de la aislación rural

Un aspecto que seguramente se agrega a la creación de esta identidad y que también es de importancia lingüística es la aislación rural que vivió Nueva Helvecia (Universidad de la República Uruguay 19; para la situación muy similar en la Argentina compárense Ilg 5 y Hipperdinger, “Masseneinwanderung und sprachliche Homogenisierung in Argentinien” 219). Por ejemplo, los neohelvéticos se negaron a vender tierras a personas fuera de la comunidad aún hasta el siglo XX (Universidad de la República Uruguay 17). Falta agregar que la distancia sociocultural entre suizo-alemanes y uruguayos criollos era muy grande.

En el capítulo 2.2.2 se mostrará que significaba este hecho para el cambio de alemán a castellano.

2.1.2 La historia de los italianos en la Argentina

2.1.2.1 Estructura interna del grupo migratorio

El caso del italiano nos presenta una historia diferente: acá, la inmigración era espontanea (FONTANELLA de WEINBERG, “Algunos Aspectos de la Asimilación Lingüística de la Población Inmigratoria en la Argentina” 16), pero se centraba en Buenos Aires, aunque estaba previsto que se difundiera por todo el país (Muñoz 134). En Buenos Aires, los inmigrantes italianos llegaron a un 20 % de la población (Hipperdinger, “La inmigración masiva en Argentina y el multilingüismo regional” 632).
Hipperdinger divide la inmigración italiana en dos fases: la primera de 1880 a 1914, y, después de la interrupción por las dos guerras mundiales, la segunda de 1946 a 1960[2]. La primera oleada trajo consigo mayoritariamente obreros rurales y no educados de las clases bajas que eran hablantes de varios dialectos diferentes; mientras que la segunda llevó consigo más artesanos, técnicos y profesionales que dominaban un italiano más estandarizado (ítem). Meo-Zilio y Rossi distinguen además entre “inmigrantes normales” e “inmigrantes extraordinarios”, es decir “aventueros y gente de mala vida, de paso por el Plata” (Meo-Zilio and Rossi XII). Estos inmigrantes después ganaron importancia en la creación del lunfardo, del cual hablaremos algo más en el capítulo 3.2.1.

2.1.2.2 Razones por la emigración

En cuanto a las razones de la inmigración, todos los autores confirman la importancia del hecho de que en la Argentina era posible para los inmigrantes de poseer las tierras en las que trabajaban. Muñoz agrega que una razón importante era además la inestabilidad en Italia después de su reunificación en el siglo XIX (Muñoz 132s.).

2.1.2.3 Construyentes de la Nación Argentina: el prestigio social de los inmigrantes italianos

En el prestigio social de los inmigrantes y su posición hacia la sociedad receptora observamos una diferencia significante al caso de los alemanes. La diferencia sociocultural era mucho más baja con ambos grupos (italianos y argentinos) siendo católicos (FONTANELLA de WEINBERG, “Algunos Aspectos de la Asimilación Lingüística de la Población Inmigratoria en la Argentina” 15).

"Los inmigrantes italianos lograron crear una clase media de comerciantes y fabricantes y también un proletariado urbano. Para comienzos del siglo XX, dominaban el comercio y la industria en Buenos Aires, como dueños y obreros [...]. En general, se percibía a los italianos en términos positivos, como vitales contribuyentes al desarrollo de la sociedad argentina [...]." (Klee and Lynch 185)

A esta cita nada podría confirmarla mejor que el siguiente testimonio de le época, un reporte al Ministerio de Interior de la Nación Argentina de 1881:

"En la República Argentina la emigración italiana representa lo que la alemana en los Estados Unidos; es la más numerosa, la más preponderante, la más industriosa, social y comercialmente hablado. [...] y por decirlo todo de una vez, la inmigración italiana es la que más se asimila con las costumbres y las tendencias del pueblo argentino [...]." (Ministerio de Interior de la República Argentina; cit. por Muñoz 136)

2.2 Muerte de lengua

Sumamos: las dos historias, la de los alemanes (en Nueva Helvecia) y la de los italianos, se distinguen en aspectos decisivos: por un lado tenemos inmigración concertada, por el otro, inmigración espontanea. Por un lado hay un ascenso social muy rápido y una asimilación muy rápida a la sociedad receptora (Hipperdinger, “Masseneinwanderung und sprachliche Homogenisierung in Argentinien” 218), por el otro hay la creación de una identidad propia “distinta del criollo”. Por supuesto, estas historias diferentes también influyeron el desarrollo lingüístico futuro, del cual trataremos en este capítulo. Al final veremos cómo ambas lenguas migratorias se perdieron, pero los caminos hasta esta pérdida eran diferentes.

2.2.1 Italiano

2.2.1.1 Factores externos y sociales

Aparte de su rápido ascenso y la similitud cultural ya explicados en el capítulo 2.1.2.3 se agregan más factores externos al cambio de italiano a castellano. Fontanella de Weinberg nombra especialmente el urbanismo (es decir la tendencia de instalarse en grandes ciudades en vez de vivir en pueblos chicos), el carácter de proceso de la inmigración italiana y aún los matrimonios mixtos entre italianos y argentinos, incluso su actividad política en su nueva patria (FONTANELLA de WEINBERG, “Algunos Aspectos de la Asimilación Lingüística de la Población Inmigratoria en la Argentina” 17; 19; muchos de los factores mencionados también confirmados por Hipperdinger, “La inmigración masiva en Argentina y el multilingüismo regional”). Wurl agrega la presión exterior por los medios de comunicación castellanos (Fontanella de Weinberg ahí ve especialmente el rol de la radio, muy popular en los años 30 y 40 (FONTANELLA de WEINBERG, “Algunos Aspectos de la Asimilación Lingüística de la Población Inmigratoria en la Argentina” 9s.)) y la alta disposición de los inmigrantes a aprender una lengua nueva (Wurl 164s.). De hecho, los hijos de la primera generación de inmigrantes rápidamente aprendieron el castellano, y, cuando accedieron educación más alta que sus padres, se negaron a usar la lengua italiana, vista como “lengua de los no educados” (Klee and Lynch 186). Esto nos llama la atención al hecho de que no se debe olvidar la influencia del sistema educativo argentino gratis y su política nacionalizante (FONTANELLA de WEINBERG, “Algunos Aspectos de la Asimilación Lingüística de la Población Inmigratoria en la Argentina” 10).

2.2.1.2 Factores internos y lingüísticos

Obviamente, en ambos fases de la inmigración (véase cap. 2.1.2.1) no había un traspaso del conocimiento de la lengua a la próxima generación (FONTANELLA de WEINBERG, “Algunos Aspectos de la Asimilación Lingüística de la Población Inmigratoria en la Argentina” 14). Pero hay más razones lingüístico para el cambio de lenguas, entre ellas la situación dialectal de los inmigrantes italianos, y sobre todo el estado del castellano como “lingua franca”:

"Italien war politisch zwar neu vereint, aber sprachlich gesehen zerrissen. Es gab keine dominierende Sprachvarietät, weshalb viele italienische Einwanderer Sprachvarietäten und/oder Minderheitensprachen als Muttersprache hatten. Dies hatte zur Folge, dass sich in vielen Fällen die Immigranten untereinander nicht verstanden und deshalb Spanisch als Lingua Franca verwenden mussten." (Muñoz 136s.)

Además, la distancia topológica entre castellano e italiano es muy chica, y las dos lenguas son en parte inteligibles. Estos son factores que condicionan el cambio lingüístico, como confirman Klee y Lynch (véase Klee and Lynch 20–22), y así Hipperdinger concluye: “en el caso de los italianos el bilingüismo generalmente se limitó a los inmigrantes mismos” (Hipperdinger, “La inmigración masiva en Argentina y el multilingüismo regional” 631). Los únicos fenómenos de variedades por menos por parte mixtas son el cocoliche y el lunfardo, del cual se hablará en el capítulo 3.2.1 como medio de transfusión para préstamos léxicos.

2.2.2 Alemán

Muy diferente fue el caso del alemán en Nueva Helvecia. Acá la lengua alemana permaneció viva hasta la segunda guerra mundial, y en este capítulo veremos por qué. Siguiendo a la fuente accesible más importante en este contexto, UdelaR, dividiremos la historia del alemán en Nueva Helvecia en tres fases: una primera con la diglosia alemán estándar/dialectos suizos, una segunda con la diglosia alemán estándar/castellano y una tercera con la única presencia del castellano.

Se podría argumentar que hoy en día estamos al inicio de una cuarta fase, con alumnos hispanohablantes, pero de procedencia alemana, que aprenden el alemán como lengua extranjera en las escuelas del pueblo, pero esta especulación no será parte de este trabajo.

2.2.2.1 Primera fase: Alemán estándar/dialectos suizos

En el contraste con el italiano, es muy interesante observar que aunque la situación inicial – falta de lengua franca – era similar, los primeros pobladores de Nueva Helvecia se decidieron por otro camino que los italianos de Buenos Aires y tomaron el alemán como lengua franca. La razón por esto está en el ya visto aislamiento geográfico y en el peso emocional que tuvo el alemán para los inmigrantes (Universidad de la República Uruguay 17).
Escuchamos de nuevo a Gerardo Wullich, de la misma entrevista ya citada:

"Wullich: Alle sprachen Deutsch.
Interviewer: Ja.
Wullich: Also, 70 % von den Kolonisten sprachen irgendeinen deutschen Dialekt-
Interviewer: Dialekt, ja.
Wullich: Und mein Urgroßvater, der war ein Diplomlehrer, der musste dann allen das Hochdeutsch beibringen, damit sie sich unter sich verstanden.
Interviewer: [Lachen]" (Wullich 13:54–14:12)

El conocimiento del alemán aún se heredó a la próxima generación:

"Wullich: Als ich klein war, hat mein Großvater von mir immer an den Ohren gezogen [sic], 'hab ich dir nicht gesagt, du sollst Deutsch sprechen!?'. Und dann mussten wir mit meinem Bruder und Freunde [sic] immer Deutsch sprechen. Wir hatten sogar Dienstpersonal, also... Aushilfe, die sprach Deutsch. Da mochte es überhaupt keiner in Frage stellen." (Wullich 26:11–26:33)

2.2.2.2 Segunda fase: diglosia castellano/alemán estándar

Pero ya poco después, en los años 20 de siglo XX, se observa una situación completamente diferente. Un reporte al Auslands-Institut en Stuttgart de 1921 cuenta de un „Ansturm der spanischsprechenden- und denkenden Umgebung gegen unsere Deutsche Art“ (Nelke 238; vol. 5A). ¿Qué pasó?

"Die Kolonie Nueva Helvecia litt von Anfang an unter mangelnden schulischen Verhältnissen, was die Pflege der deutschen Sprache betrifft. In der 1866 eröffneten privaten Gemeindeschule gab es nur unregelmäßigen Deutschunterricht, in der 1883 gegründeten Staatsschule nie. Regelmäßiger Deutschunterricht wurde nur in zwei Privatschulen gegeben, der 1883 gegründeten Concordiaschule [sic] und der Privatschule Wullich. Beide hatten noch Schüler in den 20er Jahren, mussten aber mit dem Abtreten ihrer treibenden Kräfte schließen." (Fröschle and Hoyer 753)[3]

[...]


[1] La entrevista fue conducida en lengua alemana.

[2] Según cuenta su leyenda familiar, en esta segunda fase también emigraron algunos relativos italianos del autor a Buenos Aires.

[3] Interesantemente, Fröschle y Hoyer mencionan en ningún lugar el Colegio Mater ter Admirabilis, del cual hablaremos más en el capítulo 2.2.2.1.

Details

Seiten
35
Jahr
2018
ISBN (eBook)
9783668668096
ISBN (Buch)
9783668668102
Dateigröße
1.2 MB
Sprache
Spanisch
Katalognummer
v416222
Institution / Hochschule
Eberhard-Karls-Universität Tübingen
Note
1,3
Schlagworte
Lingüística de contacto Ríoplatense Uruguay Argentina Nueva Helvecia Buenos Aires incorporación léxica préstamos lenguas migratorias préstamos léxicos lingüística Río de la Plata

Autor

Teilen

Zurück

Titel: La incorporación léxica de palabras alemanas al castellano de la comunidad de Nueva Helvecia (Uruguay) y de palabras italianas al castellano rioplatense y en comparación