Lade Inhalt...

La construcción de una memoria falsa y perjudicada en el contexto de la postdictadura militar Argentina

Un análisis de la novela gráfica "El síndrome Guastavino"

Hausarbeit 2018 25 Seiten

Romanistik - Spanische Sprache, Literatur, Landeskunde

Leseprobe

Índice

1. Introducción

2. El problema de Elvio - la memoria perjudicada y la doble realidad

3. El análisis mediante los criterios de complejidad de Hescher
3.1 La trama y la narración multidimensional
3.2 El uso multifuncional del color
3.3 El diseño de la viñeta que realza el significado

4. Conclusión

5. Bibliografía (Quellenverzeichnis)

Imagenes (Abbildungsverzeichnis)

6. Apéndice

1. Introducci ón

"La dictadura militar construyó una ficción criminal para tratar de tapar la realidad. Y yo diría, y este será sin duda uno de los temas que vamos a discutir, que muchas de las ficciones que se gestaron en la época del terror de Estado todavía persisten en la Argentina." 1

Estas ficciones o, en otros términos, construcciones de memorias falsas y perjudicadas para enmascar la realidad indispensable y dolorosa, de las que habla Piglia, todavía desempeñan un papel fundamental en el curso del debate sobre la dictadura militar en Argentina: Hasta mucho después del fin de la dictadura en 1983, lo indecible no se expresó, la culpa no se admitió y la realidad no se aceptó por grandes partes de la sociedad.2 Aunque, comparado con otros países de Sudamérica, Argentina sea relativamente avanzada con vistas a la discusión del pasado y la memoria colectiva3,quedan aún por curar muchas heridas, especialmente porque muchas de las 30.000 víctimas de la dictadura todavía quedan desaparecidas y, ahora como antes, muchos crímenes no se expiaron.4 Además de la fundación de la CONADEP, su reporte Nunca m á s, las organizaciones Madres de Plaza de Mayo, Asociaci ó n Civil Abuelas de Plaza de Mayo , H.I.J.O.S. 5 y las acusaciones contra los miembros de las juntas militares, en la escena cultural, la literatura, las películas y documentaciones aportaron mucho a la superación del pasado. Después de la democratización, se publicaron numerosas obras que tematizaron este tiempo de la historia argentina.6

Si ahora se examina con más detenimiento el género especial de las historietas y las novelas gráficas, hay que decir que se trata de un campo muy especial, relacionado con los límites de lo representable. Novelas gráficas como La Triple B de Saborido y Albiac, La Batalla de Malvinas de Barreiro, Perez y Pedrazzini, Perramus de Breccia y Sasturain y Sudor Sudaca de Muñoz y Sampayo, que se publicaron entre los años 1984 y 1990 ya se abocaron a los hechos ocurridos en Argentina durante la dictadura.7

Con relación a la temática de la confrontación crítica con el pasado, la obra El síndrome Guastavino, de la que se tratará este trabajo, resulta ser muy especial. Esta novela gráfica, con guión de Carlos Trillo y dibujo de Lucas Varela, apareció la primera vez serializada en la segunda etapa de la revista argentina Fierro entre 2007 y 2008 y luego fue publicada en el formato de novela gráfica en 2009. El protagonista Elvio Guastavino, un empleado de un ministerio insignificante e hijo de un torturador de la dictadura ya muerto, decide olvidar y más allá justificar los crímenes de su padre. En su propia realidad está enamorado de una muñeca de una tienda de antigüedades de manera obsesiva, la visita regularmente y ella está viva y habla con él. A continuación todo el análisis girará en torno a Elvio y el problema suyo: Bajo la influencia del concepto del mundo de la dictadura - caracterizada por los ideales patrios y religiosos de la dictadura militar y justificando cualquier uso de violencia, tortura y abuso sexual - no puede tolerar su propia culpa frente a los hechos del pasado y se inventa realidades paralelas en el presente y en el pasado. El aspecto clave en cuanto al contenido será la pregunta cómo este personaje traumatizado y al mismo tiempo culpable maneja y perjudica su memoria. O, más preciso: ¿Qué influencia tiene este manejo en la construcción de su propia realidad percibida? ¿Cómo esto se transciende a la pregunta de la fiabilidad de una realidad recordada? ¿Y se podría hablar de "la construcción de una ficción - dentro de la ficción - para tratar de tapar la realidad" como en la cita de Piglia?

En cuanto al análisis de los aspectos narrativos y pictóricos de esta novela, el objetivo es determinar en qué medida estos aspectos representan y refuerzan esta temática de la memoria poco fiable y de los límites borrosos entre la realidad y la imaginación. Luego se analizará qué efecto producen en el lector.

Para contestar estas preguntas, se procederá de la siguiente manera: El trabajo se divide en dos partes, de las cuales el primero se dedica a la explicación detallada del carácter de Elvio y de su "problema". El segundo paso será el análisis de tres subcategorías seleccionadas de los "criterios de complejidad" de Achim Hescher en su obra "Reading Graphic Novels. Genre and Narration". Según Hescher, novelas gráficas son narraciones gráficas complejas, y la complejidad es un rasgo central que las define como género. En esto, la complejidad es una categoría analítica que conste en un set de 7 subcategorías típicas graduables: La trama y narración multidimensional, el uso multifuncional del color, la relación compleja entre texto e imagen, el diseño de la viñeta que realza el significado, la performatividad estructural, múltiples referencias a textos y medios y la narración autorreferencial y metaficcional.8 En este trabajo se ojearán la trama y narración multidimensionales, el uso multifuncional del color y el diseño de la viñeta que realza el significado como los aspectos más llamativos.

Con vistas a las preguntas centrales de este trabajo, hay que decir que se encuentran algunos artículos relativamente cortos en el internet, entrevistas con los autores y un trabajo científico de la Universidad de Liverpool, que solamente en parte examina los mismos aspectos, concentrándose más en el contenido y no en la análisis de lo pictórico.9 Aparte de estos resultados, a los que se referirá parcialmente, y varios trabajos sobre la temática de la memoria en general, no existen trabajos científicos sobre El s í ndrome Guastavino con exactamente la misma pregunta y forma de proceder como aquí.

2. El problema de Elvio - la memoria perjudicada y la doble realidad

En Cr í tica y ficci ó n del año 1986 Piglia explique que para él, el antónimo de la memoria no es el olvido, sino la construcción de una memoria falsa y de un discurso ficticio que enmascara la experiencia colectiva.10

Esta construcción de una memoria falsa que también se sucede por parte del protagonista, se analizará a continuación. Sin embargo, en primer lugar es necesario explicar su situación vital y los acontecimientos más importantes de su pasado para poder entender su problema mental respecto a la memoria. Elvio trabaja en una oficina, que aparentemente está en contacto con el ministerio, donde algunos compañeros de trabajo se dan cuentan de que algo con el no es completamente normal.11 No obstante lo ven como un hombre insignificante, ordinario, deplorable y un poco confuso.12 Sin embargo, la verdad es que Elvio está enamorado de una muñeca de una tienda de antigüedades de manera obsesiva: La visita regularmente y fantasea que Luisita, como la llama, le habla desde la vitrina del local - a veces de una manera cariñosa y otras dominante, autoritaria y manipulativa.13 No solamente la ama desesperadamente, sino también ella despierta en él una obsesión erótica incontenible.14 Aparte del hecho de que su relación patológica con Luisita se base en pura ilusión, en su fantasía ella lo manipula, lo juzga y lo desdeña.15 Para poder comprarla ahorra todo su salario, así que no da de comer a su madre vieja y débil16 que finalmente se muere por desnutrición.17 A raíz de la muerte de su madre, en su inhumación un coronel del ejército que conocía a su padre le entrega la póliza del seguro de vida de su madre, que el ejército pagaba por ella cada mes, así que tiene lo suficiente para comprar la muñeca.18 Finalmente, con rodeos consigue poseerla, pero este deseo obsesivo de ella - que tiene su origen en el pasado - forma una gran parte de su locura que es un hilo a través de esta historieta. Cuando se examina más detalladamente cual exactamente es el problema de Elvio, hay que echar un vistazo a su pasado donde todo empieza con el rol de su padre: Aaron Guastavino, que en el momento en el que se ocurre la historia ya está muerto, era un capitán y torturador durante la ultima dictadura militar argentina nombrado post mortem a coronel.19 Como se deduce de los recuerdos de Elvio, su padre practicaba métodos de tortura con muñecas antes de implementarlas en las prisioneras para interrogarlas y violarlas. Cómo una vez cuando Elvio era niño lo vio hacerlo, le pregunta: "¿Y para que les haces estas cosas?" Aaron contesta riendo: "Para que hablen hasta de lo que no saben."20 No solo ejercita sus métodos de tortura con las muñecas ante los ojos de Elvio21, sino también, y eso forma un momento clave en esta historia, una noche al volver a casa Elvio y su madre encuentran a Aaron que mantiene oculta a una mujer joven, llamada Analía Silveyra, que él viola y tortura en el dormitorio.22 En esta noche Elvio no solamente puede ver lo que realmente hace su padre, sino también, animado por él, se hace culpable23: Después de encontrar el armario de su padre que contiene los instrumentos de tortura, la muñeca y una máscara con cara de muñeca, tortura la muñeca, después pone la máscara a Analía y la viola.24 A partir de este momento Elvio asocia el sexo con dos cosas que conforman un hilo conductor en el que se basa la historia: la tortura y - y por eso la obsesión de Luisita - las muñecas.25 En esto es muy importante, por no decir primordial, decir que todo se autoriza por Aaron Guastavino y su visión del mundo caracterizada por los ideales patrios y religiosos de la dictadura militar que justifican cualquier uso de violencia, tortura y abuso sexual. En una escena específica esto se puede ver con toda claridad: Cuando, después de ser testigo de la tortura de Analía, su esposa le pregunta: "¿Qué estas haciendo?", el contesta: "Qué estoy haciendo yo? Ejem. ¿Es que acaso no lo ves mujer? Trabajo para hacer grande la patria, que mierda!"26 Así, pues, ¿Cómo maneja Elvio estos recuerdos y esta culpa?

Por un lado, con vistas al pasado, en su memoria Elvio crea una propia versión de la verdad, cambiando y negando hechos reales, como su edad y el hecho de que abusó de Analía en aquella noche.27 Como un día Analía vuelve del exilio para vengarse, confronta a Elvio, y se comprueba que Elvio no era un niño inocente de ocho años durante la dictadura, como había imaginado hasta el momento, sino un adolescente. Todavía bajo la influencia del concepto del mundo de la dictadura, no puede tolerar su propia culpa frente a los hechos imprescindibles del pasado e intenta transformar esos malos recuerdos en los momentos normales e inocentes de la vida de una familia ejemplar y respetable que el nunca tuvo y reprime la verdad; así construyendo su propia realidad recordada en el pasado. Todo esto se muestra en una escena particularmente importante: Cuando Analía lo enfrenta al pasado diciendo:

"Se mucho de torturas. Lo aprendí en carne propia. Me enseñó tu papá….y algo vos. No sé si te acordás.", Elvio dice: "Qué dice, loca de mierda? Cuando mi papi la trajo a este hogar cristiano para arrebatarle por la fuerza esos secretos que podían poner en peligro a la patria, yo tenía ocho años."Analía lo recuerda: "¿Ocho años? Armaste tus recuerdos para que no te jodan. ¿No?…¡Tenés dos años más que yo, Elvio Guastavino!".28

Esta represión, como se puede ver en esta escena, también se muestra en su actitud hacia su padre: Lo admira y venera, como si fuera un hombre noble, y no puede aceptar que hizo algo horrible, ni aun después de ver los abusos a Analía con sus propios ojos. Otro ejemplo es la escena en la que el cadáver de Aaron resucita y mata a Luisita, a lo cual Elvio asegura: "¡No fue mi papito!".29 Lo mismo vale para su padre, de la que o puede creer que mató a su padre.30

Por otro lado, respecto al presente, Elvio escapa a la realidad por medio de su imaginación y crea una propia realidad percibida en el presente, o en otras palabras, una propia ficción que él percibe como real. En esta realidad suya tiene la relación con Luisita que se parece mucho a la muñeca que su padre torturaba y a la cara de la máscara que incluso llamó mismamente. Luego, su obsesión por esta muñeca está evidentemente marcada por todo esto y en esta relación patológica se traducen las consecuencias de sus recuerdos horribles no asimilados y de su "trauma" juvenil: sus aficiones y fantasías sexuales sádicas en relación con la tortura, su locura y su enfermedad mental. Confundiendo realidad y ficción en su cabeza y siendo incapaz de confrontar con el mundo real, la locura de Elvio se intensifica y los fantasmas del pasado lo persiguen tanto que finalmente se suicida.31 Esta discrepancia entre lo real y la ilusión también es aplicable a la apariencia de Elvio: Parece ser un empleado mediocre y ordinario, pero en verdad es un perpetrador y a la vez violador asqueroso que se pierde en sus fantasías sexuales miserables y casi deplorables. Sin embargo esto se observará más precisamente a continuación en el análisis gráfico. Ya que se explicó el problema mental de Elvio Guastavino en cuanto al contenido, ahora se pregunta que aspectos pictóricos y narrativos refuerzan este tema.

3. El an álisis mediante los criterios de complejidad de Hescher

A continuación se examinarán el trama y la narración multidimensionales, el uso multifuncional del color y el diseño de la viñeta que realza el significado ya que son los aspectos más expresivos de esta historieta que subrayan las temáticas principales de la construcción de una realidad paralela y de la fiabilidad de una realidad recordada. Como existen muchas teorías con relación al análisis de novelas gráficas e historietas, los diferentes ámbitos coinciden en parte. Acá se orientará con la subdivisión de Hescher en su obra "Reading Graphic Novels. Genre and Narration". Sin embargo también se incluirán los enfoques de otros expertos en el ámbito de las narrativas gráficas.

3.1 La trama y la narración multidimensional

En primer lugar se examinará la subcategoría de la trama y la narración multidimensional. Empezando por el aspecto de la trama, hay que decir que El s í ndrome Guastavino corresponde en muchos aspectos a lo que Hescher denomina un multilayered plot 32 : Por un lado, contiene diversos planos temporales y con ello varios argumentos:33 En las páginas se yuxtaponen diferentes tiempos como flash backs, memorias vividas34, el presente real35 y también diferentes "planos de realidad" como sueños36, realidades imaginadas37 y recuerdos falsificados o inventados38. Además la novela trata como tema la psicología compleja del protagonista y su punto de vista de lo sucedido.39 Luego se puede decir que esta novela gráfica tiene una trama compleja y variada. El hecho de que por sus muchos argumentos es una historia confusa y a veces impenetrable, claramente subraya y refleja la temática de la represión y la falsificación de la memoria por parte del protagonista.

Sin embargo, si ahora se pregunta como se narra esto al lector-observador, se tiene que analizar la narración multidimensional, lo que es mucho más complejo. Pues, en el género de las narrativas gráficas, la pregunta de como sucede la narración se discuta mucho y es difícil de contestar. Antes de analizar El s í ndrome Guastavino es necesario aclarar la base teórica de Hescher.

Dado que en esta historieta no hay narrador o carteleras narrativas, no existe un sistema comunicativo mediador.40 Sin embargo, acá se narra, ya que según Hescher la narración en narrativas gráficas siempre funciona, sin o con cartelera. Acá la narración se basa en la parte pictórica, que incluye partes verbales como los bocadillos y las onomatopeyas, y se realiza por medio de la sucesión cronológica y causal de las imágenes en las viñetas.41 En esto es importante decir que la parte pictórica y verbal juntas contribuyen a la producción de sentido. Es por eso que deben ser más bien tratadas como una entidad, y es una instancia que las genera.42 Esta instancia narrativa responsable es el artist-writer que pertenece al sistema comunicativo externo y que produce las imágenes que no forman parte de la ficción. Entonces existe mediación, pero - como no hay voz narradora - no es de tipo ficcional y el narrar acá equivale al mostrar.

Este mostrar - o showing - de Hescher es "visual-pictórico" y se refiere a la imagen, su composición, la construcción de perspectiva, la vectorización y el punto de vista presentado.43 Este punto de vista no se refiere a quien percibe, como en la narrativa verbal, sino a lo que se muestra en el plano pictórico.44 En cambio, el seeing describe la character vision, o sea lo que perciben los caracteres.45 Los lectores ven lo que la imagen del cómic les muestra, lo que no es necesariamente lo que ve el personaje en la imagen, así que lo que percibe el carácter en su mundo ficcional tiene que ser derivado; a no ser que se trate de una imagen punto de vista subjetiva que solamente muestra lo que ve el personaje y las posiciones de los lectores empíricos y del observador implícito se superponen completamente.46 En la mayoría de las imágenes no está claro quién ve lo que se muestra. Con el termino de la mise en sc è ne Hescher describe este proceso del showing por medio del cual se presentan los objetos en la imagen.47

[...]


1 Piglia, Ricardo (2001): Cr í tica y ficci ó n, Barcelona: Anagrama, p. 97.

2 Peters, Stefan (2016): „Die Erinnerung an die zivil-militärischen Diktaturen im Cono Sur: Argentinien in vergleichender Perspektive.“ En: Memoria - Postmemoria. Die argentinische Militärdiktatur (1976-1983) im Kontext der Erinnerungskultur, Patrick Eher y Jan-Henrik Witthaus (eds.) Frankfurt: Peter Lang GmbH, Hispano-Americana 50, p. 21s.

3 acá , entre otras cosas, se refiere a Uruguay donde al principio la prosecución penal jurídica ne so realizo por parte del gobierno, sino por organizaciónes para la defensa de los derechos humanos. Peters, „Die Erinnerung an die zivil-militärischen Diktaturen im Cono Sur.“, p. 24s.

4 Peters, „Die Erinnerung an die zivil-militärischen Diktaturen im Cono Sur.“, p. 22s.

5 Peters, „Die Erinnerung an die zivil-militärischen Diktaturen im Cono Sur.“, p. 21.

6 varias obras de Borges o Piglia, p.e.: Respiración artificial (1980)

7 Reggiani, historietas en transición, p. 2s.

8 Hescher, Achim (2016): Reading Graphic Novels. Genre and Narration, A.H. (ed.) Berlin/ Boston: de Gruyter, p. 55s.

9 Blejmar, J (2016): La vida puerca. Sobre El síndrome Guastavino de Carlos Trillo y Lucas Varela. Afuera. Estudios de Crítica Cultural.

10 Piglia, Ricardo (2001): Cr í tica y ficci ó n, Barcelona: Anagrama, p. 102s.

11 Trillo, Carlos/ Varela, Juan (2008-2008): El s í ndrome Guastavino. Milano: Mondadori, p.13, v. 2. Nota: el "v" es una abreviatura de "viñeta"

12 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 14, v. 1.

13 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 22, v. 5.

14 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 81, v. 4.

15 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 23, v. 8.

16 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 20, v. 4 y 6.

17 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 38, v. 2.

18 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 29, v. 3.

19 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 30, v. 2.

20 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 25, v. 2-6.

21 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 25, v. 2-8.

22 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 33, v. 1.

23 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 53-57.

24 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 54, v. 3 - p. 57, v. 5.

25 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 49, v.3 - p. 50, v. 4.

26 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p 33, v. 2-4.

27 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 51, v. 5.

28 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 51, v. 2-5.

29 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 90, v. 2.

30 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 71,v. 3-6.

31 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 100.

32 Hescher, Reading Graphic Novels, p. 57s.

33 acá en el sentido de un "Handlungsstrang"

34 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 51-57.

35 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 13.

36 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 25.

37 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 23.

38 Trillo/ Varela, El s í ndrome Guastavino, p. 29-33.

39 Hescher, Reading Graphic Novels, p.57s.

40 Hescher, Reading Graphic Novels, p.156s.

41 Hescher, Reading Graphic Novels, p.117s.

42 Hescher, Reading Graphic Novels, p.110s.

43 Hescher, Reading Graphic Novels, p.114s.

44 Hescher, Reading Graphic Novels, p.118s.

45 Hescher, Reading Graphic Novels, p. 126s.

46 Hescher, Reading Graphic Novels, p. 124s.

47 Hescher, Reading Graphic Novels, p. 126s.

Details

Seiten
25
Jahr
2018
ISBN (eBook)
9783346149435
ISBN (Buch)
9783346149442
Sprache
Spanisch
Katalognummer
v535379
Institution / Hochschule
Universität Hamburg – Romanistik
Note
1,3
Schlagworte
Spanisch Literaturwissenschaft novela gráfica novela Argentina El síndrome Guastavino

Autor

Zurück

Titel: La construcción de una memoria falsa y perjudicada en el contexto de la postdictadura militar Argentina